Roleros del montón

Partida 4

El combate se recrudeció,
el buen sacerdote, se hizo cargo de las heridas del elfo, mientras, el espadachín y el pícaro, cubrían la zona y despejaban el terreno.
No les resulto fácil, pues Grunk el semi-orco, demostró ser, un adversario digno de su raza.
Las luces danzaban al son del entrechocar de las espadas…, fintas…,amagos…,esquivas…, todo perfectamente conjuntado con los gritos de dolor, cada vez, que una estocada acertaba en su blanco, hasta que…
las armas salieron disparadas…
El sudor empezaba a jugar malas pasadas, Grunk, aprovecho la oportunidad para un ultimo ataque.
Zelonius vio el ataque de Grunk y a la desesperada, le preparo la contra,
El movimiento del Semi-orco fue demasiado rápido, la espada se alzo por encima de la cabeza de zelonius, Levin, alejado de la acción debido a sus heridas profirió un grito de rabia, al ver lo que se acontecía.
El semi-orco se desplomo en el suelo, una piedra le acababa de reventar el cráneo, y tras la piedra, un enano, sucio, prácticamente desnudo y con sangre en las manos…

Comments

yawarakay

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.